Home » ¿Qué robot elegir?

¿Qué robot elegir?

¿Disfrutas cocinando o cocinas por obligación? ¿Tienes tiempo de preparar la comida tranquilamente o vas con el tiempo justo y te gustaría tener la comida preparada cuando llegas a casa? ¿Tienes una cocina espaciosa o cuentas con un espacio reducido? ¿Tienes experiencia en la cocina o eres principiante? ¿Vives sólo, en pareja o tienes una gran familia?

Si has llegado hasta aquí es porque en algún momento te has planteado comprarte un robot de cocina; un aparato que te ayude en el trabajo diario que supone la preparación de comidas, meriendas, cenas… Pero con la gran cantidad de marcas y modelos que existen actualmente decidirse por un robot concreto no supone una tarea fácil.

Pero no te preocupes porque aclarando determinados conceptos y dando respuesta a las diferentes preguntas que hemos planteado al inicio del artículo, podremos ir averiguando que robots de cocina se adaptan mejor a tus necesidades reales.

Tipos de robot de cocina

Lo primero que tendríamos que tener claro son los distintos tipos de robots de cocina que existen. Podríamos decir que dentro de los robots de cocina existen dos clases bien diferenciadas, que serían las ollas programables y los propios robots.

La diferencia básica entre las ollas programables y los robots de cocina es que las ollas no procesan los alimentos mientras que los robots de cocina sí. Cuando hablamos de procesar los alimentos nos referimos a la preparación previa de los mismos, como sería cortar, picar, trocear, rallar, triturar, moler… Así pues, para cocinar en una olla programable antes de poner los ingredientes dentro del recipiente de cocción debes haber cortado la carne o el pescado (según la receta lo requiera), picado las verduras, rallado el queso… a mano o con un aparato diferente.

Y dentro del grupo de los robots de cocina vamos a encontrar también dos grupos diferentes. A uno de los grupos lo denominaremos “procesadores de alimentos” y al otro “robots de cocina”. En este caso, ambos grupos de aparatos tienen la capacidad de poder procesar los alimentos y la característica que los diferenciaría sería que los robots además de procesarlos pueden cocinarlos, siendo así mucho más completos.

Por tanto, aunque a todos se les suele englobar como robots de cocina, en nuestra web hemos clasificado los diferentes modelos en tres categorías:

Ollas programables

Las ollas programables suelen ser aparatos compactos, que no ocupan mucho espacio. Permiten cocinar de forma sencilla siguiendo unas instrucciones muy básicas, pudiendo programar la hora a la que quieres tener la comida lista. Funcionan sin necesidad de supervisión. Se limpian fácilmente puesto que todo se hace en el mismo sitio. Y no son muy caros (los modelos más avanzados no superan los 200€).

Son adecuadas para personas que no se quieren complicar, con poca experiencia en la cocina o que tienen poco tiempo para cocinar.

El mayor inconveniente que tienen si quieres realizar las recetas programadas, sin intervención, es que las texturas y los sabores no serán iguales que en un guiso tradicional. Para conseguir este sabor más logrado en ciertas recetas, en vez de cocinar todo en un solo paso, habría que hacer primero con la tapa abierta pasos importantes como suelen ser los sofritos o rehogados. Pero claro, si lo hacemos así perdemos la principal ventaja de no tener que intervenir y poder dejar la receta programada para que esté lista a la hora que nos interese.

Procesadores de alimentos

Los procesadores de alimentos, como hemos explicado anteriormente, facilitan los procesos previos al cocinado, ayudándote a cortar, triturar, rallar, picar, amasar y demás tareas similares, pero no cocinan. Para cocinar tendrás que recurrir a ollas, sartenes, cazuelas…

Por tanto, está más bien recomendado para personas que cocinan bastante, que tienen experiencia y que simplemente necesitan un ayudante para optimizar la realización de ciertas tareas.

Hay una gran variedad de procesadores de alimentos. Los hay desde los más básicos hasta algunos realmente completos, por lo que el rango de precios es muy amplio. Algunos de ellos están especializados en ciertas tareas, como la KitchenAid que está pensada sobre todo para personas que suelen hacer repostería.

Robots de cocina

Los robots de cocina, como nosotros los entendemos, son los más completos, los que hacen todas las tareas: procesan alimentos y los cocinan. Suelen tener un precio más elevado, por lo que están orientados a personas que cocinen bastante y vayan a hacer un uso más o menos habitual de ellos.

Su uso, a pesar de las múltiples funciones que realizan, no suele ser muy complicado. Por lo que, en este sentido, van dirigidos a todos los públicos, tanto expertos cocineros como novatos. Sin embargo, a diferencia de las ollas programables, no suelen tener la posibilidad de programar las recetas para que estén listas a una hora determinada.

Entonces ¿Cuál elijo?

Si el dinero no es problema lo mejor es escoger alguno de los equipos que tenemos en la sección “robots de cocina”, ya que con cualquiera de ellos cubres prácticamente todas las necesidades que puedas tener. Y digo “cualquiera” y no “todas” porque con ellos no podrás tener la comida preparada a una hora programada.

Si lo que necesitas es justo eso, poder programar el aparato para que la comida se empieza a preparar mientras tú estás de camino a casa, la elección es clara, necesitas una “olla programable”. También sería esta tu opción si lo que quieres es no complicarte la vida, si no te gusta cocinar, si tienes poca experiencia y quieres algo sencillo.

Por el contrario, si la cocina es un hobbie para  ti, si tienes experiencia, si te gusta controlar todo el proceso y cocinar de forma clásica lo que necesitas es un “procesador de alimentos”. Es decir, una máquina que no cocine por ti, sino que te ayude con las tareas más duras y mecánicas pero que te permita darle el toque personal a tus platos.

Y no dudes en dejar un comentario si tienes más dudas, preguntas o quieres hacer alguna aportación al tema.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>